La Telebancada y la #LeyTelevisa2. Parte 2 de 2

La ruta de la #LeyTelevisa2 o #LeyPeñaTelevisa en el Senado

Lozano y Corral, que en 2006 enfrentaran los abusos de Televisa, hoy están confrontados. El primero, ha mostrado un desmedido apoyo a lo que el segundo ha denominado “el cronómetro presidencial”. No sólo dice no advertir vicios de inconstitucionalidad en la iniciativa de Peña, sino que ha impuesto una agenda de aprobación fast track para ella, alarmantemente aprobada por la presidenta de la comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, la perredista Alejandra Barrales, quien aceptó junto con la priista Graciela Ortiz, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, declarar a las comisiones unidas en sesión permanente, lo que significa que en cualquier momento pueden reunirse para preparar un dictamen y en su momento votarlo para presentarlo al pleno.

En la agenda de Lozano, se prevé que la realización de un foro de consulta que empezó ayer y que durará hasta este viernes 4 de abril, sea seguido de una semana de negociación política al interior de los grupos parlamentarios, para preparar un dictamen entre el 21 y 22 de abril, pues ha impuesto como fecha límite para la votación de la #LeyTelevisa2 en el pleno, el viernes 25 de abril.

En marzo de 2006, en los foros de consulta del Senado de la República sobre la Ley Televisa, participaron 53 ponentes, de los cuales 41 (77%) expusieron argumentos en contra y sólo 12 (23%) se manifestaron a favor (de acuerdo a lo que escribió Gabriel Sosa Plata en El Universal el 12 de junio de 2007). Aun así, las televisoras sometieron al Senado.

El foro para la #LeyTelevisa2, al día de hoy, es una trampa aún más clara. De 51 ponentes que propuso Lozano, 29 son representantes de los concesionarios. Muy pocas voces vienen de la sociedad civil organizada, y las barreras que ha puesto Lozano para incluirlos es una abierta provocación a quienes estamos convencidos que el tratamiento que debe de darse a la discusión de la ley, tiene que ser con un enfoque de derechos humanos y no solamente corporativista, pues la reforma constitucional del año pasado, elevó a rango constitucional los derechos de las audiencias en radiodifusión, de los usuarios en los servicios de telecomunicación, el acceso universal a Internet, y el pluralismo, la libertad de información y expresión en todos los medios, así como el fomento al desarrollo de los medios comunitarios, indígenas y públicos.

Sin embargo, Lozano se ha burlado de toda oposición al haber declarado en una entrevista radiofónica, el pasado jueves 27 de marzo, que esto “no es un asunto de consensos, sino de mayorías”, a sabiendas que son cuatro senadores los que necesita el PRI y el PVEM para obtener la mayoría calificada. Lozano ha alardeado tener al menos 8 de su partido.

Quien debiera excusarse de participar en la dictaminación y votación de la iniciativa por el claro conflicto de interés por la parte de su biografía aquí expuesta, se ha erigido como el presidente de la Telebancada.

Nomáspoder

2006 fue hace 8 años

Hoy, a diferencia de 2006, los medios de comunicación no convencionales (si aún se les puede llamar así) son fundamentales en la discusión e incidencia de la agenda pública nacional. Las redes sociales han logrado, incluso, el surgimiento de movimientos sociales. Por eso el ataque presidencialista también es a internet. Por eso el golpe pretende ser contundente a todo el sistema de comunicación del país. Por eso las medidas que institucionalizan el espionaje por geolocalización y tantos otros yerros y excesos que nos obligan a alzar la voz y hacer todo lo necesario hasta secar, de una buena vez por todas, la pluma de Televisa y las de quienes pretenden restaurar el presidencialismo autoritario.
#NoTelebancada
Alto a la #LeyTelevisa2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>