De Amor y Redes Sociales (parte 2)

Quien dijo que después de la tormenta viene la calma claramente no tenía la menor idea de quién carajos es mi ex novia. El rompimiento cumplió con todas las cualidades del fin de cualquier relación: el mayor daño posible fue causado por ambos, una serie de mentadas de madre y reclamos fueron arrojados durante horas y, mi favorito por mucho, una serie de consejos de vida que damos a la otra persona explicándole cómo deben cambiar su vida para ser felices, o una mamada así.

Sin embargo, la calma nunca llega, no de golpe como se esperaría y el refrán indica, la calma está allá formada detrás de una serie de meses cargados de alcohol, cigarros baratos, intentos fallidos por socializar y una sensación de remordimiento por cómo acabó tu relación, siempre con la idea de que “ustedes eran mejor que eso”; pensamientos que te atormentan cada noche que tratas de dormir para terminar con un día a la vez y no lo logras.

Cacaro1

Ahora viene la parte que hasta hace unos años ni siquiera considerábamos importante y hoy, es fundamental en cualquier relación amorosa… el momento de decir el último adiós y bloquearla de tus redes sociales.

Desde el momento en que Facebook integró las funcionalidades de relaciones en las configuraciones del perfil, un efecto de pertenencia hizo que estos estatus sociales se volvieran obligatorios en cualquier relación al punto en que, incluso, la falta de ellos es reprochable: en pocas palabras, no tienes una relación formal hasta que es público dentro de la Red Social.
Por otra parte, el acceso a la información de otros perfiles nos ha vuelto paranoicos. Asumimos que alguien está interesado en nuestra ex pareja con base en la interacción que tienen en redes sociales. Ahora cada “like”, “fav”, o comentario que recibe en una foto se vuelve como una fría apuñalada que nos obliga a eliminarla de nuestras propiedades digitales con la finalidad de evitar cualquier contacto, directo o indirecto.

cácaro3

Las Redes Sociales se han convertido en un problema incluso para los matrimonios: durante el 2011 en el Reino Unido, el 33% de los divorcios mencionaron a Facebook como uno de los problemas por los cuales se solicitaba la anulación del matrimonio.
No conforme con lo anterior, el pasado 27 de Marzo, el juez de la Suprema Corte de Manhattan, Matthew Cooper, se pronunció a favor de Ellanora Baidoo para que pudiera solicitar el divorcio mediante un mensaje privado dentro de Facebook. Esto es debido a que se desconoce el paradero del marido y la red social ha sido el único medio de comunicación que han mantenido por cuatro años.

En resumen, estamos creando y destruyendo relaciones basadas en “likes” y comentario dentro de las redes sociales como si fuera la única manera que conocemos para comunicarnos. Si bien hay personas que acusan a las redes sociales de estar terminando con la comunicación entre humanos, están equivocados, los problemas de las redes sociales han sido, son y serán siempre error de Capa 8, el error del usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>